Noticias flash

Un libro para “armar” 10 parques de Venezuela

libroFunPolar-180El Archipiélago de Los Roques, los Médanos de Coro y la Cueva del Guácharo son algunos de los parajes que protagonizan las páginas de una nueva publicación de la Fundación Polar.

Como una alternativa para fomentar la educación ambiental en los niños y jóvenes venezolanos, la Fundación Empresas Polar lanzó al mercado la publicación de “10 parques nacionales de Venezuela, un libro para armar”.

Leer más...

Una amenaza permanente

pn_incendioforestal180Cada año, en la temporada de sequía, un denso manto de humo provocado por incendios forestales cubre importantes áreas del territorio nacional, destruyendo nuestros suelos, la biodiversidad de los bosques (extinción de valiosas especies vegetales y animales), contaminando el aire que respiramos lo cual se traduce en diversas enfermedades como el asma, la bronquitis y dolencias oculares, el incremento del bióxido de carbono (CO2) en la atmósfera lo que contribuye al efecto invernadero ( aumento de la temperatura en el planeta), lo cual genera serios cambios climáticos cuyos efectos ya los estamos padeciendo como los intensos y prolongados aguaceros, o bien períodos de sequías cada vez más acentuados, con graves repercusiones económicas para el país. Ni hablar del costo que implica la recuperación de un área verde quemada.

Leer más...

Más que conocimiento el Jardín botánico de Mérida brinda una experiencia de vida

 

jardin-botanicoLeer en un texto botánico la denominación Arundina Graminifolia – orquídea de origen japonés – no se compara con la experiencia de palpar y apreciar las vivas tonalidades de sus sépalos y pétalos.

En el Jardín Botánico de Mérida, ubicado en la zona norte de la capital andina a 1850 metros sobre el nivel del mar, se tiende el puente entre estas dos experiencias. Allí, guías, obreros y profesores de la Facultad de Ciencias de la Universidad de los Andes, atesoran y construyen desde 1.991, el más importante museo viviente del occidente venezolano.

Leer más...

Ambiente Natural

Información Geológica y Geomorfológica
Las mesetas orientales consisten en varios tepuyes más o menos unidos por serranías bajas que se encuentran a lo largo del lindero de la zona en reclamación con el Esequibo.

Desde el punto de vista geomorfológico, un tepuy guayanés abarca los siguientes tres paisajes orográficos: un talud con laderas más o menos fuertemente inclinadas en la base del cerro, usualmente cubiertas con densos montes montanos y una pared rocosa vertical que puede tener una altura variable.

Finalmente la sección más elevada del tepuy está conformada por una cumbre aplanada. Las cumbres tepuyanas presentan una sorprendente variedad topográfica y paisajistíca, la cual depende en primer lugar de la extensión del tepuy, en segundo lugar de su constitución geológica y en tercer lugar de su altitud.

Cabe recordar que la superficie de una cumbre puede variar entre apenas unos pocos cientos de metros cuadrados, como en el caso del Ilu - tepui y casi 2.000 km2 como en el cerro Ichún, el cual presenta el cerro de arenisca más extenso de toda la Guayana.

De este modo se distinguen los tepuyes, en forma de torre como una cumbre rocosa plana usualmente abierta, rodeada por altas paredes en todos sus lados y verdaderos complejos tepuyanos, en los cuales la superficie está compuesta por numerosas cumbres de niveles altitudinales diferentes y separadas por valles y cañones que descienden gradualmente hacía amplios valles internos.

Vegetación
Es variada caracterizándose por la presencia de bosques ombrófilos montanos y submontanos siempre verdes, de altura media y alta, densos, con 2 a 3 estratos arbóreos y sotobosque bien desarrollado.
La vegetación herbácea y arbustiva está conformada por comunidades bajas, dispersas, colonizando depresiones y grietas sobre las areniscas de las cumbres de los tepuyes.
Presenta una flora propia; en este mundo vegetal se exhiben formas de crecimiento muy peculiares, no vistos en otros paisajes del país, como por ejemplo sobre el Chimantá crece una especie llamada Chimantaea mirabilis parecida a ciertas especies de frailejón andino, formada por miles de individuos.
La Bonnetia roraimae, es un arbolito dominante en muchos bosquecillos tepuyanos, con copas muy densas de una coloración rojiza y flores rosadas. Estos llegan a medir entre 3 - 8 m. de alto.

Fauna
Los tepuyes tienen una diversidad biológica muy especial.
La fauna al igual que la vegetación constituye un importante recurso muy sensible, además de tener un alto grado de endemismo. Las aves son escasas en las cumbres de los tepuyes, pero muchas son endémicas como la Candelita de Cardona Myioborus cardonai, Diglossa mayor Diglossa major major, Atlapestes montañero Atlapetes personatus duidae.